Blog de OPTIMAFISIO

Los baños de contraste: una excelente técnica contra la inflamación

Baños de contrasteLos baños de contraste son una excelente medida natural que se viene utilizando desde la antigüedad por los buenos resultados que ofrecen para disminuir los procesos inflamatorios.
La técnica consiste en alternar unos minutos en agua caliente y agua fría, siguiendo un protocolo, lo que hará que mejoré la circulación sanguínea y por lo tanto que disminuya la inflamación.
Es una técnica muy sencilla, pero para que los resultados sean los esperados debemos seguir unas reglas básicas. Veámoslo a continuación:

¿Cuándo aplicarlos?
Nunca lo aplicaremos durante los tres primeros días después de haber sufrido un traumatismo ya que un aumento de la circulación sanguínea durante estos primeros días lo que provocaría sería una mayor inflamación.
Cuando son excelentes los baños de contraste es en las inflamaciones que perduran después de 3-4 días de haber sufrido un traumatismo.
La aplicación la haremos de forma diaria (una o dos veces al día) hasta que remita la inflamación.

Las agujetas. Qué son y prevención

AgujetasLas agujetas, también llamadas dolor muscular postesfuerzo, es un dolor que aparece en los músculos (principalmente en la unión del músculo con el tendón) 24/48 horas después de realizar un esfuerzo de mayor intensidad de lo que estamos acostumbrados.

No está completamente demostrado por qué se producen las agujetas. Hace años se decía que se producían por una acumulación de ácido láctico, lo que ha quedado descartado. Actualmente la teoría más aceptada es que las agujetas se deben a microrroturas musculares que se producen como resultado de un trabajo muscular mayor de lo habitual.

Estiramientos. Cómo hacerlos

Para realizar correctamente un estiramiento debemos seguir las siguientes recomendaciones:

1.NUNCA SENTIR DOLOR NI FORZAR EL ESTIRAMIENTO
El dolor es signo de que estamos haciendo algo mal y que nos estamos haciendo daño. Si forzamos el estiramiento, el músculo lejos de relajarse lo que hará será lo contrario, ya que se activa una respuesta involuntaria del cuerpo llamada reflejo de estiramiento, que hace que cuando se estiran demasiado las fibras musculares el músculo se contraiga.

Los estiramientos. Conceptos generales y cuándo hacerlos

Los beneficios de los estiramientos se puede resumir en dos. Por una parte mantienen y mejoran la flexibilidad del músculo y el tendón, y por otra parte aumentan el flujo sanguíneo en el músculo que estamos estirando.

Este segundo beneficio hace que el músculo se caliente, por eso los estiramientos suaves pueden ser un ejercicio a realizar dentro de la rutina de calentamiento previa al ejercicio, y también hace que mejore el retorno venoso y linfático, por ello si realizamos estiramientos después de la actividad deportiva aceleramos el proceso de recuperación.

TENDINITIS Y TENDINOSIS: Factores que favorecen la aparición de patologías tendinosas

Las patologías tendinosas son bastante frecuentes, especialmente en las personas que tienen una actividad diaria relativamente sedentaria y deciden empezar a practicar algún deporte, y también en los deportistas que realizan entrenamientos muy intensos. 

Para las personas que se inician en alguna actividad deportiva es importante saber que el tendón esta mucho menos vascularizado que el músculo, es decir al tendón llega menos sangre que al músculo (con la sangre llegan los nutrientes, etc.). Esto hace que el músculo se adapte antes que el tendón a los esfuerzos a los que los sometemos con el deporte.

Prevención de las úlceras por presión

Las úlceras por presión, también llamadas llagas o escaras,  son lesiones que aparecen en la piel y el tejido que se encuentra por debajo como consecuencia de permanecer durante largo tiempo en contacto contra una superficie dura.

La lesión ocurre porque disminuye el riego sanguíneo que llega a la zona y el tejido se muere, y  lo habitual es que aparezca en en ancianos que permanecen durante largo tiempo encamados o sentados debido a la presión constante de la superficie de apoyo contra prominencias óseas.

Esguinces de tobillo

El  esguince de tobillo es una de las lesiones más frecuente en  las personas que practican deporte y consiste en la distensión o rotura de alguno de los ligamentos del tobillo.

Realizando un repaso anatómico básico, en el tobillo encontramos dos ligamentos principales, el ligamento lateral externo  (formado por tres ligamentos) y el ligamento lateral interno o deltoideo (formado por 4 fascículos). 

La importancia de estos ligamentos radica en que son imprescindibles para la estabilización del tobillo, ya que cumplen dos funciones básicas:

-Por una parte envían señales propioceptivas al sistema nervioso central, es decir, gracias a unos receptores que se localizan en estos ligamentos somos capaces de saber en qué posición se encuentra nuestro pie (Esto es lo que denominamos propiocepción).

CALAMBRES MUSCULARES. Qué son y cómo prevenirlos

Los Calambres musculares consisten en una hipertonía global del músculo que dura unos pocos segundos, es decir, de forma involuntaria e inesperada se contraen a la vez todas las fibras del músculo.

La causa más frecuente por la que se producen es por alteraciones metabólicas como:

  • Deshidratación
  • Déficit de ciertos minerales como sodio, potasio, magnesio y calcio
  • Isquemia (falta de riego sanguíneo)

Esto es lo que ocurre cuando realizamos un ejercicio físico excesivo.

¿Cuándo me duele, me pongo frio o calor?

A veces los pacientes me preguntan si se deben poner frio o calor para aliviar sus dolencias, la respuesta depende del tipo de patología

   • Si son problemas musculares de espalda y cuello: Lo mejor es calor

   • Si es una lesión que acabamos de sufrir: frio los tres primeros días
         -Como por ejemplo cuando sufrimos un esguince o una rotura    
          muscular 

   Si es un problema  de inflamación de una articulación o un problema de
     tendones:
frio

Recuperación tras una rotura muscular

Has sufrido una rotura muscular y no quieres tener recaídas, entonces este artículo te interesará.

En la entrada anterior del blog escribí sobre las roturas musculares (http://www.optimafisio.es/roturas_fibrilares). Resumiendo comenté que básicamente existen tres tipos

  • Rotura grado 1: Sólo se rompe unas pocas fibras. Tiene poca importancia

  • Rotura grado 2: Se rompe uno o varios fascículos musculares. Es frecuente en el deporte y requiere un tratamiento adecuado para tener una recuperación óptima.

  • Rotura grado 3: Es la rotura completa o casi completa del músculo. Es grave pero poco habitual.

Páginas

Suscribirse a RSS: Blog de OPTIMAFISIO